Mis NO Propósitos de Año Nuevo

23.1.20


Mis_NO_Propósitos_de_Año_Nuevo_Obe_Rosa_ObeBlog_Mundana_life


Estoy casi segura, que tres semanas después del comienzo de este 2020, la mayor parte de las personas que se pusieron como objetivo al inicio de año algún propósito, ya lo ha dejado en el olvido, abandonándolos.
Por eso, hace tiempo, que yo no me pongo ninguno, más allá que el de ‘bien vivir’ … si, sí BIEN VIVIR, y no tiene nada que ver con lujos materiales sino con el disfrute de las cosas sencillas que nos da la vida y que nos empeñamos en no disfrutarlas.

Será que a pocas semanas de cumplir los 50, lo que busco es vivir sin agobios, con tranquilidad y saboreando los buenos momentos como el de estos mismos instantes, en una tarde fresquita, sentada frente al ordenador con un humeante té, navegando por la red, mientras redacto y acabar perdiendo la noción del tiempo en mundanalife.com sin mirar el reloj porque tenga que hacer otra cosa.

Cada momento es una oportunidad para disfrutar de la vida”, es uno de las reflexiones con las que cada vez más me identifico. Y uno de esos momentos son los que me encuentro durante mis paseos por algunas de las playas de Lanzarote, ya saben la isla en la que he tenido la fortuna de nacer. Sin darme cuenta me veo atrapando con mi móvil esos atardeceres idílicos con la intención de que no desaparezcan de mi memoria.

Reconozco que los años me han aportado, esa selección natural de saber qué quiero realmente y qué es con lo que disfruto y con lo que no, por eso para mi es imprescindible rodearme de pocas cosas, cada vez menos,  pero que digan algo como esos complementos exclusivos que hablan por si solos. Una selección de cafés selectos, una buena botella de vino, una revista de moda o de viajes... Y por fortuna, ya contamos con webs especializadas en traernos a casa algunas de estas experiencias, que a nosotros nos costaría casi un mundo poder acceder a las mismas.

Ya no quiero tener un gran vestidor ni un gran tocador, solo quiero tener lo imprescindible pero que sea bueno, como los momentos vividos, aunque no sea disfrutando de un viaje trasatlántico, siempre podemos descubrir lugares cercanos que tengamos más a mano. A mi edad opto por las escapadas de fin semana o de viajes de no más de cinco días. Prefiero un hotel en condiciones y disfrutar de la gastronomía que perderme un mes por lugares exóticos sin las comodidades que necesita mi cuerpo y mi mente. 
Pues eso, hoy tocó reflexionar.

También te gustará

2 comentarios

  1. Pues estoy muy de acuerdo contigo. Disfruto más en una cena con mi chico y mi peque....que de compras en muchas ocasiones....por no decir todas! Quiero "momentos" y no "cosas" saludos!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente, hace años que no me planteo demasiadas cosas más allá de disfrutar de los míos y de las cosas que hago, apreciar cosas simples... creo que así al final el balance que se hace es mucho mejor y conseguirmos realizar más cosas.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

*** Gracias por sus comentarios ***