Salud Visual ¡y Medio Ambiental!

8.4.19


Salud_Visual_y_Medio_Ambiental_ObeBlog_Obe_Rosa_LifeStyle



A pesar de que más de la mitad de la población tiene algún problema visual que corregir, tan solo una mínima parte de ellos optan por las lentillas de silicona con asiduidad. En mi caso suelo compaginar las lentillas con gafas de ver cuando siento mis ojos resecos o irritados, creo que es también una manera de prevenir alguna molestia mayor.



Realmente, las lentillas reutilizables deberían de venir con un manual de usuario para evitar cualquier contratiempo, sobre todo para su correcta limpieza, que resulta imprescindible. Una rutina que tienes que mantener en el tiempo,  por ejemplo, cambiar el líquido de la solución del estuche donde las guardas cada vez que las uses. Medidas que no solo te lo agradecerán tus lentillas sino tus ojos. 

Sin embargo, en esta ocasión, les quiero hablar de un tema totalmente diferente y que me merece de una importancia crucial para el futuro de nuestro planeta. En los últimos años hemos ido adquiriendo conciencia del daño que está causando para nuestros mares la contaminación por el plástico que estamos arrojando en los mismos. 

¿Y me dirán que tienen que ver las lentillas con la contaminación de los océanos? Seguro que si eres usuario/a de ellas en alguna ocasión, cuando ya están caducadas, las has desechado por el desagüe del lavamanos o por el water. Pues que sepas que es un craso error.

Las consecuencias de este simple acto son horribles para el Medio Ambiente, ya que acaban por llegar a nuestros océanos en forma de microplásticos, un material que tarda cientos y hasta miles de años en descomponerse de forma natural. Y por no hablar de las toallitas de baño que acaban también en la red de saneamiento y que además del grave daño medioambiental está causando millones de euros en pérdidas para las arcas públicas por los trabajos para desatascar las tuberías.

Somos muchos los que de forma inconsciente hemos arrojado las lentillas usadas al water aunque he de decirles que en mi caso ya he cambiado este hábito. Lo mejor es simplemente tirarlas a la papelera. Sólo en Estados Unidos se calcula que llegan hasta 10 millones de toneladas métricas de lentillas a las plantas depuradoras, cuya tecnología no es capaz de eliminar los microplásticos una vez fragmentadas. Un agua depurada que en muchas ocasiones termina en mares y ríos, con altas dosis de microplásticos y que luego entran en la cadena alimentaria marina.

Lo cierto, es que en muchos casos, los usuarios no contamos con mucha información de cual es la forma correcta de desecho de los envases de nuestras lentillas. Ojalá las empresas  vayan incorporando este tipo de recomendaciones medioambientales para que podamos seguir colaborando en mantener nuestro mundo un poquito mejor ¿no creen?

También te gustará

4 comentarios

  1. Pues me parece una reflexión estupenda, amiga.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la info, solo utilizo gafas de cerca.


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tirar cosas por los waters es horrible para el medio ambiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Totalmente deacuerdo con los envases, siempre terminan en el cubo de la basura!

    ResponderEliminar

*** Gracias por sus comentarios ***